Ventajas de una selladora semiautomática

Selladoras Industriales

El recurso más escaso que tenemos en la vida es el tiempo, incluso cuando dormimos estamos en contra del tiempo gracias a la alarma que nos despertará para llegar a tiempo a nuestro trabajo.

A lo largo de 13 años en los que he vendido selladoras uno de los principales problemas siempre es el tiempo, nuestros clientes continuamente buscan producir el mayor número de bolsas en 1 minuto, y entonces ¿Cuál es el cuello de botella? Por lo regular pueden ser dos, la selladora o el usuario.

Cuando la selladora se nos quedó corta lo mejor es saltar a una selladora de banda continua, con este tipo de selladoras el operador elevará su productividad, sin embargo, llegará un punto en que a pesar de que tengamos al operador más hábil del planeta este se quedará corto. Lo bueno de este problema es que significa que la demanda esta creciendo y requiero hacer más y una opción muy sencilla es alimentar la máquina con dos personas, esto permitirá llevar al doble la productividad sin necesidad de invertir en nuevos activos.

Pero ¿Y si quiero producir más? Bueno les contaré un pequeño secreto… El truco está en facilitar la alimentación, con algunas opciones como transportadores en “L” podemos facilitar la alimentación y elevar todavía más el número de bolsas que puedo producir en 1 min.

En conclusión, lo que ganas con una selladora semiautomática es productividad, lo que ganas además con una selladora Emplex es confiabilidad y garantía de sello, ya que de nada sirve hacerlo rápido si las bolsas se van a abrir lo cual pudiera ocasionar mermas y si la bolsa llega al mercado mal sellada perdida de confianza del cliente. Con Emplex el sello es totalmente hermético desde la primera bolsa que sellas hasta la última, y con Vision Trade aseguras que tendrás el modelo correcto para la aplicación adecuada y que contarás con soporte por todo el tiempo de vida de la selladora.

¿Tienes algún cuello en tu proceso de sellado? Déjanos tus datos y con gusto te apoyamos.

Por @Miguel Hernández Mejía, con colaboración de @Montserrat Martínez Iberri y @Elizabeth López Alvarado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *